Hola.

Mi nombre es Jacinto. Soy profesor de Educación Física y un apasionado instructor de Choy Li Fut Kung Fu y Tai Chi Chuan.

Mi propósito es ayudarte en tu camino.

¿Tienes dudas en tus comienzos en tu andadura por el Kung Fu?.

¿Eres practicante avanzado pero te sientes “atascado en tus progresos”, sin la ilusión del comienzo?.

¿No puedes mantener un entrenamiento constante debido a las lesiones?.

Estoy aquí para ayudarte.

También pasé por estas dudas y limitaciones. 

La verdad que el camino marcial es duro, pero malentendidos culturales (entre la visión Oriental y Occidental del ejercicio) y la falta de formación en Educación Física de muchos instructores lo hacen más duro de lo que debería.

Te propongo una ayuda profesional para que avances en tu kung fu de forma segura. Un complemento a tu entrenamiento habitual pero que marcará una gran diferencia.

Debes entrenar duro, pero siempre debe ser un momento de disfrute.

 

 

En qué me diferencio

Transparencia

Todo lo que enseño tiene un porqué y es aclarado. No me escondo en tradiciones y misticismos para justificarme como maestro. Lo que enseño son aspectos que domino. Admito todo lo que no sé (que en kung fu siempre es mucho) y me compromento a seguir aprendiendo y compartiendo

Profesionalidad

Una vida dedicada a las artes marciales no es suficiente para enseñar. Se necesita formación didáctica, conocimientos de Educación Física y experiencia. Mis más de veinte años de profesor de educación Educación Física me avalan en este aspecto.

Compromiso

Mi compromiso es doble: En mi propia formación, reciclándo constantemente mis conocimientos y siguiendo aprendiendo en la vía del Kung Fu y con mis alumnos, compartiendo y ayudándoles en su formación

Visión abierta.

Lejos de sectarismos y discusiones acerca de la tradición o la modernidad, trato de buscar lo mejor para mi entrenamiento y mi docencia.

Concepto holístico

Intento siempre abarcar todos los aspectos del ser humano en su práctica marcial. Entrenamiento físico, mental y espiritual. Visión oriental y occidental

Conoce mi historia

Inicios

 Ya hace casi 40 años que me puse mi kimono de karate y empecé a practicar. Desde entonces no he dejado de entrenar. 

Las artes marciales son y han sido siempre mi gran pasión.

Empecé con karate y taekwondo pero pronto lo dejé por por los deportes de combate al contacto pleno (en aquella época, full contact), en un momento donde en mi país eran difíciles de practicar. Fue aquí donde obtuve mi primer cinturón negro y en la única modalidad donde he competido en serio y con buenos resultados (aunque he de reconocer que entonces en España no había el nivel de ahora). Pero abrimos unas puertas que hoy en día otros aprovechan… compañeros de mi equipo ahora están haciendo una impresionante labor en la divulgación y organización de eventos de kick boxing, K1, MMA etc.

Me apasionaban las artes marciales y los deportes de combate. Aunque en muchos aspectos tuve que ser autodidacta, lo que pagué con varias lesiones de diversa gravedad, una de las cuales (rotura de menisco con ligamento cruzado anterior) minaron mucho mis “sueños de grandeza” por otra parte, propios de la edad.

 

Me formo como profesional de Educación Física.

Estudié Educación física en la Universidad de Zaragoza (maestro de educación física) e hice un master en psicología deportiva.

Fui instructor de Educación física durante el servicio militar obligatorio y, al poco tiempo,  empecé a ejercer de maestro de educación física en colegios de Aragón. Esa ha sido hasta ahora mi principal fuente de remuneración. Lo he compaginado siempre con el entrenamiento en artes marciales y me he enriquecido con los diversos profesionales con los que he tenido contacto gracias a mi trabajo y afición : Entrenadores de diversas disciplinas, fisioterapeutas, psicólogos, deportistas…

El panorama marcial iba cambiando y derivé hacia el brasiliam ju-jitsu, de la mano del ahora conocidísimo Fabricio Werdum, traído a mi ciudad gracias a la labor de Emilio Pérez, una figura muy importante en el panorama de las artes marciales en Aragón. Con Emilio y Fabricio hacíamos nuestros entrenamientos en MMA, de nuevo en una época donde esto era aquí impensable.

 

Descubro el Kung Fu

No duró demasiado mi incursión en el brasiliam ju jitsu pues se cruzó en mi camino un arte marcial y un maestro que me enamoraron: El Choy li fut, de la mano del Gran Maestro Pedro Rico (Jie-Gao Pedro Rico).

Pedro Rico fue Maestro de la sexta generación, linaje directo del fundador Chang Heung. Aprendió con Doc Fai Wong.

Con él estuve trece años, aprendiendo Choy Li Fut y Tai Chi estilo Yang. Fui uno de los instructores más destacados de su escuela y a los doce años de entrenar con él, obtuve su consideración como SIFU.

Desgraciadamente falleció en el año 2016. Este hecho, muy duro para mí, fue un punto de inflexión.

Decidí entrenar en solitario, incluso rechazando la oferta de un compañero y amigo de formar parte de su escuela de kung fu.

 

Decido enseñar

Desde entonces hasta ahora, he entrenado y perfeccionado mi  Choy Li Fut a solas.

He vuelto a contactar con compañeros de otras artes marciales y he diversificado mis estudios en este campo: He realizado cursos de Tai Chi con Joaquín Almería (amplía mis conocimientos pues tiene una visión más global donde incluye la escuela Chen y sus experiencias en el mundo de la defensa personal, kyusho, etc) y me gradué en su academia en Qi gong de la medicina tradicional china, lo que enriquece en gran manera mis experiencias en artes marciales chinas.

En el año 2018, un hecho cambió mi percepción de todo. Me diagnosticaron un cáncer testicular.

Fue una oportunidad para mejorar mi qi gong (para cuidar mi salud contrarrestando los efectos secundarios de la quimioterapia)… y tuve tiempo para pensar. Lo de Qi gong, ¡espectacular!… ¡Funcionó realmente!. Al mes de dejar la quimio ya entrenaba como si nada.

Realmente nunca me había planteado enseñar kung fu.

Mi trabajo estable como profesor, me daba tiempo para entrenar y tener una buena calidad de vida. Pero en el fondo, quería dedicarle más horas a las artes marciales y compartir todo lo que he aprendido y aún me queda por aprender.

En la actualidad vivo en Irlanda. Empezó como un año sabático pero llevo ya dos años más de excedencia. Estoy trabajando en este proyecto que me permitirá cumplir este sueño.

En este proyecto aúno mis pasiones, kung fu, artes marciales en general, medicina china, filosofía, meditación y la ciencia moderna del acondicionamiento físico para ofrecer una práctica del kung fu a la vez tradicional y moderna. Para hacer del kung fu una forma de vida. En un único paquete, integrado y coherente.

Sería para mi un honor y además una oportunidad para seguir aprendiendo mucho más. Enseñando se aprende. Esta labor me obliga a seguir perfeccionándome , sobre todo en aspectos que tengo menos trabajados, para poder ofrecer contenidos de calidad.

Pero sobre todo quiero formar una comunidad. Unir contactos. Conseguir colaboraciones de maestros de choy li fut y otras artes marciales. Hacer de la unión de tradición y modernidad una realidad. Y con esto, aprender, aprender, aprender… y compartir.

 

 

suscipit dictum non Aenean eleifend efficitur. elementum felis Donec at Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad